Tratamiento de cefaleas vasculares especiales 

En este apartado se van a describir los tratamientos que se siguen en las seis cefaleas vasculares especiales que se conocen: migraña de la infancia, migraña durante el embarazo, migraña menstrual, cefalea diaria crónica, cefalea en racimos y nemicránea paroxística crónica.

Migraña en la infancia

Los niños padecen jaquecas con elevada frecuencia. Para su control, como analgésicos se recomiendan los AINE, como el ácido acetilsalicílico (Aspirina®) o el paracetamol. Las dosis deben ser pautadas por el médico en relación al peso del niño. La confirmación del diagnóstico de migrañas y la aclaración al niño y a los padres de que estos dolores de cabeza no representan procesos cerebrales serios, suele ser suficiente para disminuir la frecuencia de las crisis. En caso de precisarse medicación preventiva se recomienda el uso de Propranolol o, alternativamente, Ciproheptadina o Flunarizina, siempre bajo el control del pediatra o neurólogo.

Migraña y embarazo

Las mujeres en edad fértil constituyen un grupo con una alta incidencia de cefaleas y no es inhabitual la coexistencia de embarazo y migrañas. Ya se ha comentado la importancia de factores externos en el desencadenamiento de las migrañas, así, en el embarazo habría múltiples condiciones que pueden actuar aumentando la intensidad y la frecuencia de los episodios. Por un lado, el embarazo supone un cambio de la situación hormonal de la mujer que afectaría el equilibrio interno, con lo que en personas propensas, el embarazo supone un factor importante para la producción de migrañas. Sin embargo, en algunos casos el embarazo produce una mejoría en la frecuencia e intensidad de las cefaleas. Otro factor que puede tener importancia en el embarazo es la situación de estrés que éste supone, así como el mayor cansancio físico y en ocasiones algunos trastornos del sueño que pueden influir en el desencadenamiento de las migrañas, por lo que no es infrecuente que durante el embarazo las cefaleas sean una queja frecuente.

Tratamiento

En general, durante la gestación debe evitarse la toma de medicamentos que pudiesen tener efectos perniciosos sobre el feto. Por tanto, cualquier tratamiento de las migrañas durante el embarazo debe consultarse con el médico, aunque como analgésico puede usarse el paracetamol. Otros AINE pueden servir de alternativa en algunos casos, como el Acotoaminofen. Debe evitarse la Aspirina y los ergotamínicos o Sumatriptán. Si la frecuencia de las migrañas es elevada y se precisase un tratamiento profiláctico, el fármaco más seguro es el Propranolol.

Más adelante se comentarán algunos consejos generales sobre la prevención de las cefaleas que también son útiles durante el embarazo, como son distintas técnicas de relajación, así como control de factores precipitantes, que si son importantes siempre, quizá lo sean más durante el embarazo al ser menores las posibilidades farmacológicas.

Migraña menstrual

Exite un tipo de migraña que aparece siempre relacionada con el periodo menstrual. Muchas veces, en los casos de migraña menstrual pura (las cefaleas solamente aparecen durante o cercanas al periodo menstrual), los tratamientos profilácticos convencionales suelen ser ineficaces. La toma de un AINE es el tratamiento de elección. El más eficaz suele ser el naproxeno sódico a dosis de 1.000-1.200 mg/día, iniciando su administración tres días antes de la fecha prevista de la menstruación y manteniéndola hasta dos o tres días después. Otros AINE han mostrado cierta eficacia en el control de estos cuadros. El Sumatriptán®, por vía subcutánea, es especialmente eficaz en este tipo de jaquecas.

Cefalea diaria crónica

Como se ha comentado en el epígrafe dedicado a los ergotínicos, el abuso de analgésicos, en general, y de derivados ergotínicos, como antijaquecosos en particular, puede producir cefaleas diarias. Esta toma abusiva de analgésicos acaba produciendo una dependencia farmacológica por provocar cefaleas de rebote al interrumpir el tratamiento. Con frecuencia, estos pacientes precisan la retirada de dichos analgésicos bajo control médico en un medio hospitalario. Paradójicamente la retirada controlada del fármaco, conlleva la disminución espectacular de la frecuencia e intensidad de las cefaleas.

Cefalea en racimos o Cluster Headache

Se trata de una cefalea que aparece con mayor frecuencia en varones, con unas características clínicas distintas de las migrañas y de corta duración. Este último hecho hace que muchos de los analgésicos sean poco eficaces, pues antes de que el medicamento haya sido absorbido desde la vía digestiva y alcanzado niveles terapéuticos adecuados en sangre (esto es, que haya suficiente cantidad de fármaco para ser efectivo), el dolor ha desaparecido espontáneamente. El Sumatriptán®, por vía subcutánea, representa una alternativa analgésica eficaz en este tipo de cefalea, por la rapidez con la que hace efecto. El uso de oxígeno al 100%, administrado por mascarilla durante 15 minutos, también puede constituir un tratamiento sintomático eficaz pero la dificultad técnica para llevarlo a cabo lo hace poco práctico.

El uso de medicaciones preventivas, pricipalmente corticosteroides (cortisona), al presentarse los primeros episodios acortan significativamente el periodo en el que el paciente es propenso a padecer cefaleas.

Hemicránea paroxística crónica

Se trata de una cefalea con unas características clínicas parecidas a la cefalea en racimos. Afecta fundamentalmente a mujeres, es unilateral y muy intensa, acompañándose de otros síntomas como taponamiento nasal y lagrimeo o enrojecimiento intenso en el ojo del lado afectado. Los ataques suelen ser breves durando entre 10 y 20 minutos y pueden repetirse muchas veces a lo largo del día. Esta cefalea responde espectacularmente con el uso de indometacina. Tanto es así que la desaparición de los dolores con el uso de este AINE, sirve como confirmación de la sospecha diagnóstica. Por el contrario, si una cefalea no responde a la indometacina no debe diagnosticarse de hemicránea paroxística crónica.

Qué es Discapnet

2009 - Technosite | Fundación ONCE