Dolor de piernas 

¿Cuales son las causas más comunes del dolor de piernas?

El dolor de piernas es un síntoma y una dolencia común. Las causas más frecuentes que lo explican suelen ser las siguientes:

  • Problemas musculares: calambres por fatigamuscular, esguince, lesión, o disminución de ciertos minerales, tales como el potasio, calcio, sodio y magnesio en el organismo (particularmente cuando se toman diuréticos); contracturas musculares simples o 'calambres'
  • Problemas venosos (vasos que regresan de las piernas al corazón)
    • Las venas dilatadas (venas varicosas)
    • Las venas se inflaman (flebitis) y desarrollan coágulos de sangre (tromboflebitis)
  • Enfermedad arterial (vasos que llevan sangre del corazón a las piernas)
    • Las arterias estrechas por arteriosclerosis, provocando claudicación intermitente, donde típicamente el dolor aparece siempre ante la misma cantidad de ejercicio y desaparece en el reposo.
    • Las arterias trombosadas que se bloquean por fragmentos de coágulos de sangre (trombo), provocando isquemias agudas, con clínica que se establece de manera brusca.
  • Problemas articulares: artrosis, luxaciones, esguinces, rotura de meniscos o ligamentos, infección, inflamación de las articulaciones (por artritis o gota)
  • Problemas nerviosos:
    • Neuropatía periférica(daño del nervio) común en diabéticos, fumadores y alcohólicos, produciendo dolor o debilidad en una o ambas piernas, o alteraciones sensitivas, como adormecimiento, hormigueo o una sensación de ser pinchado por agujas.
    • Ciática: se produce por pinzamiento de un nervio a su salida del canal vertebral, dando lugar a dolor en forma de descargas eléctricas, que generalmente se origina en la región lumbar para desplazarse hacia las piernas (lumbociática).
  • Drogas como alopurinol y coricosteroides

¿Cómo se trata el dolor de piernas?

El tratamiento del dolor dependerá de la causa del mismo. Todo lo que se recomienda a continuación, son medidas de cuidado doméstico, ante un dolor de piernas por calambres o exceso de uso de la extremidad:

  • Reposar tanto como sea posible
  • Elevar la pierna
  • Tomar medicamentos para el dolor que no necesiten receta médica, como acetaminofén o ibuprofeno
  • Estirar y masajear suavemente los músculos que presentan calambre
  • Aplicar hielo por 15 minutos y repetirlo 4 veces por día, con más frecuencia en los primeros días

El resto de causas precisan un correcto proceso diagnóstico, y un tratamiento específico dependiendo del grado de afectación y de las condiciones generales del paciente.

¿Conviene consultar al médico ante un dolor de piernas? ¿En qué casos?

Se debe buscar asistencia médica si:

  • Las medidas de cuidados personales no ayudan.
  • Se presenta inflamación o enrojecimiento en la pierna que duele.
  • Se presenta fiebre.
  • El dolor de piernas empeora al caminar o hacer ejercicio y mejora con el descanso.
  • Se presenta decoloración de la pierna (por ejemplo, si se torna negra o azul).
  • La pierna está fría y pálida.
  • La persona está tomando medicamentos que pueden estar causando el dolor de pierna. NO se debe suspender o cambiar ninguno de los medicamentos usuales sin consultar con el médico.

¿Cómo se pueden prevenir los dolores de piernas, calambres musculares y demás?

  • No se debe fumar o usar tabaco.
  • Se debe limitar la cantidad de alcohol que se ingiere.
  • Se deben mantener los niveles de azúcar en la sangre bajo control si la persona tiene diabetes.
  • Se recomienda reducir otros factores de riesgo cardíaco, como colesterol alto y presión sanguínea alta.
  • Hacer calentamiento antes de la actividad física y refrescarse después de ésta, al igual que debe asegurarse de hacer estiramiento.
  • Tomar mucho líquido todo el día, especialmente antes, durante y después del ejercicio

¿Los dolores de piernas de mi hijo pueden deberse a su crecimiento?

Uno de los dolores más comunes es el referido por los niños después de un día de actividad física intensa, se presentan por las noches, pueden llegar a despertar al niño y normalmente ceden con masajes o el uso de algún analgésico. Estos dolores conocidos como dolores del crecimiento, se presentan entre los 4 y los 12 años de edad y en la edad escolar se considera que 1 o 2 de cada 10 niños pueden llegar a presentarlos. En ocasiones puede llegar a ser un diagnóstico del cual se abusa, por lo que una vez que se hayan descartado otras posibilidades de dolor en las piernas y de acuerdo a las características antes mencionadas se puede hacer este diagnóstico.

Otra causa de dolor en las piernas y en ocasiones en brazos y manos es la presencia de la flexibilidad aumentada de sus articulaciones (hiperlaxitud ligamentaria). Los niños que presentan esta alteración cuentan con una gran movilidad de sus articulaciones, por lo que son capaces de realizar movimientos más allá de los normalmente observados llegando a destacar en algunas actividades deportivas. Sin embargo, no es recomendable continuar realizando estas actividades ya que no sólo se presenta dolor sino que a largo plazo puede llegar a dañarse la (s) articulación (es). Esta laxitud ligamentaria puede acompañarse de laxitud de la piel, coloración azularosa de escleras (lo blanco de los ojos), enfermedad ocular así como daño en arterias y talla exageradamente alta.

En general el dolor de piernas puede ser una manifestación de una enfermedad benigna, pero los padres deberán reconocer las características de este dolor y vigilar su evolución ya que pudiera ser este también inició de alguna enfermedad generalizada y de consecuencias graves. Su pediatra puede ayudarle a diferenciar cualquiera de estos cuadros y brindarle el tratamiento necesario para hacer desaparecer estos dolores.

Qué es Discapnet

2009 - Technosite | Fundación ONCE