Oncocercosis 

Introducción, Oncocercosis un problema de Salud Pública

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), 17,7 millones de personas están infectadas de Oncocercosis en todo el mundo, de las cuales alrededor de 270.000 están ciegos (segunda causa de ceguera en el mundo) y otros 500.000 tienen graves problemas visuales. Aproximadamente, 123 millones de personas en el mundo viven en áreas donde la enfermedad está presente y, por lo tanto, están en riesgo de contraer la enfermedad. Es reconocida como una de las causas principales de discapacidad permanente en los países endémicos.

En Latinoamérica se han registrado entre 130.000 y 140.000 casos en unas 5.000 comunidades de los 6 países afectados por la enfermedad:

  • Venezuela (65% de las comunidades)
  • México (18%)
  • Guatemala (10%)
  • Brasil (4%)
  • Ecuador (3%)
  • Colombia (una comunidad)

Se ha estimado que 1,6 millones de personas viven en las áreas afectadas de estos países y, por lo tanto, están en riesgo de adquirir la infección.

Descripción

Foto gusanosLa Oncocercosis o ceguera de los ríos es uno de los tres tipos de filariasis, que se caracteriza por ser un grupo de enfermedades parasitarias infecciosas diferentes que tienen como denominador común el ser producidas por nematodos (gusanos en forma de hilo) de la misma familia, y transmitidas por la picadura de insectos. Básicamente hay tres tipos de filariasis: filariasis linfática o elefantiasis, loasis y la oncocercosis.

La Oncocercosis, o ceguera de los ríos es una enfermedad crónica producida por un gusano llamado Onchocerca volvulus, que ocasiona daños en la piel y puede llegar a producir graves alteraciones en los ojos, hasta dejar ciegas a las personas. Afecta más a los hombres que a las mujeres, quizá porque trabajan más cerca de los ríos, lugar donde se reproducen las moscas negras. Afecta principalmente a la población adulta, entre 25 a 40 años y son especialmente propensos aquellos que padecen malformaciones linfáticas.

Causa lesiones en la piel, tejido subcutáneo, ganglios linfáticos y en los ojos. En 1915, Rodolfo Robles, médico guatemalteco, describió la relación entre la oncocercosis y las lesiones oculares graves; de ahí que esta parasitosis también se conozca como Enfermedad de Robles. Las lesiones oculares se suponen producidas tanto por la invasión de las microfilarias y por las filarias muertas (con liberación de toxinas) como por el depósito de complejos antígeno-anticuerpo. Pueden producirse desde cuadros menores de conjuntivitis hasta queratitis nodulares, lineales y esclerosantes, uveítis anteriores plásticas sinequiantes con glaucoma secundario, coriorretinitis y neuritis óptica con atrofia secundaria.

Vías de transmisión

La transmisión de la enfermedad necesita de la intervención del Jején (mosca del género Simulium) que habita principalmente en áreas cercanas a ríos o canales de aguas rápidas.

La jején se alimenta de la sangre de una persona infectada de oncocercosis. Posteriormente, al volver a alimentarse, pica a una persona sana y en ese momento, deposita las larvas infectantes. Después de haber transcurrido un año o más, se detectan los parásitos (filarias) en la piel de la persona infectada.

Las personas infectadas pueden transmitir la oncocercosis durante 10 o 15 años si no son tratadas. Aunque el reservorio son los seres humanos, la oncocercosis no se transmite de persona a persona.

Síntomas

La picadura de la mosca jején se nota, al aparecer una pequeña mancha redonda de color rojo que tarda en desaparecer y con el tiempo aumenta la picazón, el área se inflama y permanece irritada por varios días. Cuando el parásito se hace adulto construye nódulos para vivir y reproducirse, expulsando una gran cantidad de filarias pequeñas que migran por todo el cuerpo. Las filarias afectan la elasticidad de la piel cuando se les encuentra en gran cantidad.

Los abultamientos o nódulos se localizan en:

  • La cabeza
  • Cuello
  • Hombros
  • A lo largo de la columna vertebral
  • Parte superior de los glúteos.

Foto de persona con oncocercosisCausan erupciones, pérdida de coloración y picazón intensa en la piel. La persona enferma empieza a sentir una debilidad generalizada. Usualmente la oncocercosis se manifiesta de uno a tres años después de que la persona ha sido infectada. Cuando la persona llega a tener muchos gusanos en su cuerpo, se producen lesiones muy graves, como la pérdida de la elasticidad de la piel, especialmente en la cara, las orejas y la región inguinal. Lo peor es que en su estado avanzado los parásitos avanzan por el cuello y llegan a los ojos produciendo dificultades en la visión y, finalmente, ceguera.

Se estima que cada filaria hembra adulta llega a medir más de medio metro de largo y produce millones de larvas.

Localización, ¿cómo se sabe dónde hay oncocercosis?

Cuando por diferentes razones se sospecha que en una comunidad hay oncocercosis, se realiza un procedimiento llamado Evaluación Epidemiológica Rápida (EER), que consiste en practicar biopsias o pequeños cortes de piel a 30 personas de la comunidad. Las biopsias se toman de la cadera y de la espalda, y se examinan en el microscopio, para ver las filarias. Si ninguna de las personas examinadas tiene el gusano, esa comunidad se clasifica como NEGATIVA. Si se identifican filarias en las biopsias, la comunidad se clasifica de la siguiente manera:

  • Si el 20% o menos de los examinados tienen el gusano, es HIPOENDEMICA.
  • Si más del 20% hasta menos del 60% de los examinados tienen gusanos, es MESOENDEMICA.
  • Si el 60% o más de los examinados tienen el gusano, es HIPERENDEMICA.

Diagnóstico y Tratamiento

Pie con oncocercosis

El método de diagnóstico más corriente consiste en tomar una pequeña muestra de la piel y colocarla en una gota de solución salina. En cuestión de segundos se puede ver a las microfilarias abandonando la piel. También pueden detectarse las microfilarias en la sangre.

El medicamento para el tratamiento, la Ivermectina mata los gusanos pequeños (microfilarias), disminuyendo su número en la piel por un lapso de 6 a 12 meses, pero no mata los gusanos adultos que se encuentran protegidos dentro de los nódulos. Por esta razón, la Ivermectina se debe suministrar periódicamente (cada 6 meses o cada año) por 10 a 12 años, tiempo en el cual se estima que habrán muerto, por vejez, todos los gusanos adultos que estén dentro de los nódulos. La Ivermectina se distribuye a toda la población de los lugares donde hay oncocercosis (tratamiento masivo), para lograr que no haya más gusanos en las personas. El nombre comercial del medicamento es Mectizan®.

Una alternativa a la ivermectina es la dietilcarbamacina, que ha de tomarse siguiendo los mismos criterios. La nodulectomía (extirpación quirúrgica de los nódulos) es un tratamiento de refuerzo eficaz, ya que elimina directamente la población adulta de gusanos, permitiendo disminuir la duración del tratamiento. No obstante, no siempre es realizable, debido a la extensión de las lesiones ya que resulta un procedimiento de coste elevado.

Sistemas de tratamiento masivo con Ivermectina en la comunidad

Para avanzar en la meta de eliminación de la oncocercosis prevista por la OMS para el año 2007, es necesario involucrar a las comunidades y a todos los trabajadores de la salud en todo el proceso para el control de la enfermedad en Latino América. Esto permite que las evaluaciones epidemiológicas se realicen con el acuerdo y el entusiasmo de la comunidad, y que se obtengan, de manera sostenible, altas coberturas en el tratamiento masivo con Ivermectina. El nivel de participación de la comunidad en cada país es diferente. En Ecuador y Colombia se han invertido grandes esfuerzos, y el eje del programa lo constituyen los promotores y auxiliares del Ministerio de la Salud. En todos los demás países, la mayor responsabilidad recae en trabajadores del ministerio o de la institución que dirige el programa, pero con escasa o ninguna participación de las comunidades.

Prevención y Medidas de control

  • En las zonas donde se ha identificado la presencia de la jején o moscas negras, es importante evitar su picadura cubriendo la mayor parte del cuerpo y de la cabeza con ropa apropiada o usando repelente y evitando en lo posible el baño en ríos.
  • Localizar los criaderos de la jején o moscas negras, y destruirlos dentro de lo posible.
  • La población de moscas negras puede controlarse pulverizando insecticidas en las riberas y en los tramos de corrientes rápidas.
  • Una medida profiláctica es la toma de Ivermectina, que vuelve estériles a los gusanos hembra y mata las microfilarias. De esta manera, si uno de estos simúlidos pica a una persona infectada que haya tomado el medicamento, no quedará infectado y no transmitirá la enfermedad. La ivermectina debe administrarse regularmente a toda la comunidad.
  • Si ocurre algún caso de oncocercosis se debe notificar al servicio de salud más cercano para que se puedan implementar acciones preventivas.

La eliminación de la enfermedad como meta

Debido a la disponibilidad del medicamento, arropado con campañas de donaciónAbre nueva ventana por parte de los laboratorios que la producen, y a las características de los focos en América, se ha considerado que es posible lograr la eliminación de la enfermedad para el año 2007. La clave está en que todas las personas que viven en las áreas donde la enfermedad está presente tomen la Ivermectina periódicamente durante 10 o 12 años (altas coberturas de tratamiento).

Con el objetivo de fortalecer las posibilidades de lograr esta meta, en 1993 se creó el Programa para la eliminación de la Oncocercosis en AméricaAbre nueva ventana (OEPA), que tiene la misión de apoyar los programas nacionales de los 6 países afectados. Esta iniciativa cuenta con el apoyo financiero del Banco Interamericano de DesarrolloAbre nueva ventana (BID), y fue coordinada inicialmente por la Fundación Ceguera de los Ríos y ahora por el Centro CarterAbre nueva ventana.

Estas láminas las hizo la OEPA para que les sirvan a los equipos de Salud y a los Colaboradores Voluntarios que participan en la distribución de Mectizan, en las comunidades donde hay Oncocercosis.

Se busca promover la comunicación sobre la Oncocercosis con las familias, líderes y grupos de la comunidad, para lograr la participación de todos en la lucha por acabar la filaria.

Para hacer las láminas, se tomó como base la versión inicial de 1998, la cual fue enriquecida con el aporte de los trabajadores de los distritos y de las áreas de salud donde hay oncocercosis.

Esperamos que sea de utilidad para avanzar hacia la eliminación de esta enfermedad.

Para la orientación estratégica de la iniciativa regional, se conformó un Comité Coordinador del Programa (PCC, por su nombre en inglés), el cual está constituido por expertos en campos específicos para el control de la oncocercosis y por representantes de las instituciones involucradas en la iniciativa, como la Organización Panamericana para la SaludAbre nueva ventana (OPS), el Centro para el Control y Prevención de EnfermedadesAbre nueva ventana(CDC) de Atlanta, EUA, y el Centro CarterAbre nueva ventana.

Asistencia de OEPA

OEPA ofrece asistencia técnica, financiera y administrativa a los programas nacionales, para lo cual dispone de un equipo técnico que tiene su oficina central en Ciudad de Guatemala. Las autoridades de cada uno de los países preparan cada año, con sus equipos regionales y locales, el plan para desarrollar el año siguiente, en el cual se incluyen las solicitudes de apoyo, de acuerdo con las solicitudes formuladas por los seis países y, teniendo en cuenta la disponibilidad en cada uno de los rubros del presupuesto, la OEPA procede a financiar las iniciativas de cada país, realizando el seguimiento respectivo.

Recursos

  • WHOAbre nueva ventana (OMS), Programas de prevención de la ceguera de la Organización Mundial de la Salud (en inglés)
  • Organización Panamericana de la SaludAbre nueva ventana, Recursos adicionales, y contenidos técnicos
  • International Eye FundationAbre nueva ventana Fundación Gubernamental que nace para la prevención y lucha contra la ceguera en el mundo.
  • Filiariasis.orgAbre nueva ventana Organización internacional creada en el año 2000 al amparo de los Ministerios de sanidad, la OMS instituciones internacionales, ONG'S e instituciones privadas y laboratorios, para la erradicación de la Filiariasis siendo la Oncocercosis una de ellas.
  • OEPAAbre nueva ventana (Onchocerciasis Elimination Program for the Americas) Programa para la eliminación de la Oncocercosis en las Américas. Es una Iniciativa Regional, que resultó de la Resolución XIV de la XXXV Asamblea del Consejo Directivo de la Oficina Sanitaria Panamericana (OPS), firmada en 1991 por los Ministerios de Salud de los países afectados por la Oncocercosis en el continente.
  • Centro CarterAbre nueva ventana, Programa de prevención y control de la ceguera de los ríos, del Centro Carter.
  • OnchoNetAbre nueva ventana, (en inglés) repositorio de información sobre la Oncocercosis, financiado por la Fundación "Edna McConnell Clark" y por el Proyecto Genoma de la ceguera de los ríos dirigido por el Dr. Steven A. Williams.

Volver a Enfermedades endémicas

Qué es Discapnet

2009 - Technosite | Fundación ONCE