Gota 

Descripción

Debido tanto a su larga historia como a su histórica aparición en miembros de la nobleza, la gota es conocida como "enfermedad de reyes y reina de las enfermedades". Sin embargo, hoy en día esta enfermedad ya no distingue la clase social, y afecta a un gran número de personas, llegando incluso a ser era una de las principales causas de dolor y de artritis crónica invalidante. Por fortuna, la evolución de esta enfermedad puede ser controlada gracias a los avances científicos, lo que no impide que todavía muchas personas continúen padeciendo problemas relacionados con la gota.

La gota es una enfermedad metabólica persistente, producida por un aumento del ácido úrico circulante. Este puede provocar daños principalmente a nivel renal y articular, donde se deposita produciendo ataques repetidos de inflamación con un fuerte dolor sobre todo en pies y piernas.

Afecta a 2/1000 personas y su relación con otras enfermedades crónicas como la obesidad, hipertensión, hiperlipemia (aumento de la grasa de la sangre) y diabetes es muy frecuente. Las distintas complicaciones de estas enfermedades pueden dificultar el manejo de esta enfermedad y agravar su clínica.

Subir al menú

Causas

La gota se origina por un exceso de ácido úrico en el organismo. Este exceso puede deberse a un aumento en su producción, a una eliminación insuficiente del ácido úrico por el riñón y/o a un exceso de ingesta de alimentos ricos en purinas que son metabolizadas por el organismo a ácido úrico. Ciertos alimentos como las vísceras de animales, mariscos y algunas legumbres, son particularmente ricos en purinas. También las bebidas alcohólicas pueden incrementar significativamente los niveles sanguíneos de ácido úrico. En condiciones normales, 1/3 del ácido úrico del organismo procede de los alimentos, y 2/3 del metabolismo.

Con el transcurso del tiempo, los niveles elevados de ácido úrico en sangre (hiperuricemia), pueden ocasionar la formación de cristales de ácido úrico en forma de aguja, que si se depositan en las articulaciones ocasionan los ataques de gota, cuando lo hacen en los tejidos por debajo de la piel originan los tofos y pueden también depositarse en la vía urinaria formando cálculos. Estos ataques pueden ser provocados por diversas situaciones, como traumatismos, infecciones, hospitalización, pérdida o ganancia importante de peso u otras causas de estrés.

Síntomas

La gota se manifiesta como ataques recurrentes de artritis, caracterizados por:

  • Dolor articular:
    • Comienza súbitamente, generalmente por la noche
    • Suele afectar a una sola articulación, aunque puede afectar a varias
    • Las que más frecuentemente se afectan son: el dedo gordo del pie, la rodilla o el tobillo.
  • Inflamación articular de las articulaciones afectadas: la articulación se encuentra caliente y roja
  • Rigidez de las articulaciones
  • Puede presentarse fiebre baja
  • Tumoraciones cutáneas sobre la articulación que pueden estar excretando un material calcáreo

La afectación renal de la gota puede presentarse antes, a la vez, o después de la articular, dando lugar principalmente a la formación de cálculos de urato monosódico en el riñón, que pueden dar problemas obstructivos. Otros cuadros renales se producen en fases mas avanzadas de la enfermedad, y son más raros actualmente debido al buen control médico.

Subir al menú

Diagnóstico

Hay otros tipos de artritis que pueden ocasionar ataques parecidos a los de la gota y, puesto que el tratamiento de la gota es específico, un diagnóstico apropiado de la enfermedad es esencial para un correcto tratamiento.

El diagnóstico de sospecha se realiza por la clínica de artritis aguda con dolor e impotencia funcional en una persona joven con un análisis de ácido úrico elevado en sangre. En este punto, podría plantearse el tratamiento de la gota que, de resultar efectivo, confirmaría el diagnóstico.

Sin embargo, el diagnóstico definitivo requiere de la demostración de cristales de ácido úrico (en forma de aguja) en el líquido sinovial que puede extraerse mediante punción de las articulaciones durante los ataques agudos de gota.

Signos y exámenes

El examen físico de las articulaciones muestra artritis aguda.

  • Análisis del líquido sinovial que muestra cristales de ácido úrico
  • Ácido úrico (examen de sangre) que puede estar elevado
  • Radiografía de la articulación que puede estar normal

Los siguientes exámenes también podrían ser útiles:

  • Ácido úrico de la orina
  • Biopsia sinovial
  • Diferencial sanguíneo
Subir al menú

Tratamiento

El tratamiento de la gota se divide en tratamiento del episodio agudo y prevención de las recurrencias.

En fase aguda los objetivos son principalmente aliviar el dolor y la inflamación y acortar la duración de los síntomas. Disponemos de diferentes opciones:

  • Desde el siglo XIX, la Colchicina es el medicamento de referencia para tratar los ataques agudos de gota. Aunque es muy efectiva, a menudo produce náuseas, vómitos y diarrea.
  • Los antiinflamatorios no esteroideos, constituyen, en la actualidad una alternativa con menos efectos adversos. Deben instaurarse lo antes posible tras el inicio de los síntomas, y mantenerse hasta tres o cuatro días después de su desaparición.
  • Los glucocorticoides administrados mediante inyección intraarticular pueden ser útiles en casos resistentes, o en aquellos el paciente que no pueden tomar medicación oral, o con contraindicaciones para los otros fármacos.

La prevención de nuevos ataques de gota se realiza en aquellos pacientes que han sufrido más de un ataque de artritis o un ataque de artritis y afectación renal. En este caso, el objetivo es reducir los niveles de ácido úrico en sangre, para lo que contamos con dos tipos de fármacos:

  • Alopurinol: disminuye la formación de ácido úrico por el organismo
  • Uricosúricos (probenecid, sulfinpirazona): facilitan la eliminación de ácido úrico por el riñón

La elección entre uno de estos dos tratamientos dependerá de los niveles de ácido úrico en orina. Antes de iniciar este tipo de tratamiento, el paciente no debe presentar síntomas, y debe haber comenzado un tratamiento con colchicina, como prevención de un posible ataque de gota desencadenado por el descenso brusco del ácido úrico en sangre.

Con un tratamiento correcto, la gota puede controlarse en la mayoría de los casos.

Alimentos y dietas para el control del ácido úrico

Alimentos con o sin purinas

  • Recomendaciones Generales
  • Evitar la obesidad
  • No realizar dietas muy hipocalóricas o periodos de ayuno
  • No consumir bebidas alcohólicas
  • Beber abundante líquido
  • No consumir grasa en exceso, especialmente si existe obesidad
  • No comer excesivas cantidades de alimentos proteicos( carne, pescados, huevos)
  • Evitar los alimentos con alto contenido en purinas

Alimentos prohibidos (elevado contenido en purinas)

  • Mariscos
  • Sardinas
  • Anchoas
  • Atún y pescado azul en general
  • Riñones
  • Hígado
  • Pavo
  • Consomés

Alimentos a limitar

  • Carnes rojas en general
  • Carnes blancas
  • Pescado blanco y moluscos
  • Legumbres: lentejas, judías blancas
  • Espárragos,Setas,Tomate
  • Champiñones, espinacas
  • Coliflor, Guisantes, Abas
  • Alcohol

Alimentos libres de purinas sin limitación

  • Leche
  • Queso
  • Frutas
  • Huevos
  • Cereales no integrales:
    • Pan
    • Arroz
    • Pasta
  • Patatas
  • Verduras
  • Azúcar y Dulces
  • Café y té: la cafeína y la teína se parecen químicamente a las purinas pero no se transforman en ácido úrico y se pueden tomar.
  • Té, infusiones de hierbas, zumos naturales, agua mineral
  • Especias y Condimentos
Subir al menú
Alimentos según la cantidad de purinas y la frecuencia con que se recomienda su utilización
Alimentos frescos y congeladosPermitidos (todos los días)A limitar (máximo 2 x semana)Desaconsejados (permitidos sólo excepcionalmente)
Frecuencia recomendada de carnes y aves; carnes rojas, dos días por semana; pollo, pavo sin piel o conejo, dos o tres días por semana. Cantidad recomendada: una sola vez al día, no más de 200 gramos. Condimentos: Se pueden utilizar todo tipo de condimentos. Sal con moderación.
Sopas y Salsas
  • Caldos de verduras
  • Consomés de carnes (no grasas)
  • Mayonesa
  • Salsas con mantequilla
  • Caldos de carnes grasas
  • extractos de carnes
Verduras, Legumbres y FrutasTodas
  • Espárragos
  • Espinacas
  • Guisantes
  • Tomate
Cereales
  • Harina
  • Arroz
  • Sémola
  • Pastas
  • Germen de trigo y salvado
  • Pan y galletas integrales.
  • Tartas
  • Hojaldres
  • Pastelería y bollería industrial.
Carnes rojas (1)Ternera
  • Buey
  • Cerdo
  • Caballo
  • Cordero (sólo partes magras)
  • Carnes grasas y Vísceras animales:
    • Hígado
    • Corazón
    • Riñones
    • Sesos
    • Mollejas
    • Lengua
  • Hamburguesas
  • Salchichas Frankfurts
Aves y CazaPollo y pavo (sin piel)
  • Conejo
  • Venado
  • Caza menor
  • Ganso
  • Pato
Pescados y mariscosPescados blancos:
  • Lenguado
  • Gallo
  • Merluza
  • Bacalao,...
  • Sardinas
  • anchoas
  • boquerones
  • salmón
  • rodaballo
Mariscos y Huevas de pescado.
Embutidos
  • Pavo
  • Pollo
  • Asados magros con menos del 10 % de grasa
Todos los grasos
Leche y derivadosDesnatados y bajos en grasaLeche enteraQuesos grasos (curados)
Frutos secosCacahuetes, frutos secos fritos
AzúcarSi hay sobrepeso u obesidad utilizar edulcorantes: sacarina...
  • Azúcar
  • Refinado
  • Miel
  • Fructosa
Aceites y Grasa sólidas
  • Aceite de oliva
  • Girasol o maíz
Manteca de cerdo, sebo y tocino
Bebidas
  • Café
  • Agua mineral
  • Infusiones de hierbas
  • Zumos naturales
Alcohol (en todas sus formas)
Subir al menú

Qué es Discapnet

2009 - Technosite | Fundación ONCE