Enfermedades de las vías biliares 

Descripción:

Cirrosis biliar primaria

Es una enfermedad hepática crónica, poco frecuente, caracterizada por la inflamación y la destrucción de las vías biliares intrahepáticas y que produce un cuadro de colestasis crónica (retención de bilis).

Colangitis esclerosante primaria

Es una enfermedad hepática crónica, poco frecuente, caracterizada por la inflamación, destrucción y fibrosis de las vías biliares intra y extrahepáticas que produce colestasis crónica evolucionando a la cirrosis y fallo hepático.

Litiasis biliar

Es la presencia de cálculos biliares en la vesícula biliar (colelitiasis), más frecuente, y/o en las vías biliares (coledocolitiasis).

Existen dos tipos de cálculos (“piedras”), de de distinta composición:

  • Cálculos de colesterol: formados por colesterol, principalmente, pigmentos biliares y calcio. Son los más frecuentes; su formación está favorecida por la obesidad, los estrógenos y la edad.
  • Cálculos pigmentarios: formados principalmente por pigmentos biliares. Son poco frecuentes y aparecen en las anemias hemolíticas (en las que hay una producción aumentada de bilirrubina a partir de la hemoglobina proveniente de una destrucción excesiva de hematíes).

Colecistitis aguda

Es la inflamación aguda de la vesícula biliar que en más del 90% de los casos tiene su origen en la colelitiasis. Se produce cuando un cálculo obstruye el conducto cístico quedando la bilis retenida en la vesícula biliar, lo que favorece la infección e inflamación de la vesícula.

Colangitis

Es la inflamación de las vías biliares extrahepáticas que surge cuando existe una obstrucción de la vía biliar que determina el estancamiento de la bilis y la posterior inflamación e infección de las vías.

Tumores de las vías biliares

Los tumores benignos son raros y normalmente no producen síntomas. Los más importantes son: papilomas, adenomas y fibromas, que nunca se malignizan.

Subir al menú

Síntomas:

Cirrosis biliar primaria

Al principio sólo produce prurito (picor en la piel sin lesiones que lo justifiquen) y cansancio, que aumentan según avanza la enfermedad apareciendo también ictericia y hepatomegalia.

Colangitis esclerosante primaria

Según avanza la enfermedad produce ictericia, prurito, cansancio y pérdida de peso.

Litiasis biliar

Los cálculos biliares pueden ser asintomáticos, que es lo más frecuente, o producir un cólico biliar si el cálculo obstruye la salida de la vesícula o la vía biliar. El aumento de presión en las vías biliares obstruidas origina un dolor en el hipocondrio derecho (región abdominal superior y derecha, bajo las costillas) que puede extenderse a la espalda, acompañado de náuseas y vómitos.

Colecistitis aguda

Se produce un cuadro de fiebre, náuseas, vómitos y dolor intenso en hipocondrio derecho.

Colangitis

El cuadro clínico es similar al anterior, con fiebre, dolor abdominal e ictericia, al acumularse la bilis.

Tumores de las vías biliares

No producen síntomas hasta que no están en una fase muy avanzada, pudiendo causar dolor abdominal, ictericia, nauseas y vómitos.

Subir al menú

Causas y frecuencia de la enfermedad:

Cirrosis biliar primaria

Afecta preferentemente a mujeres de edad media y su origen se ha relacionado con factores genéticos e inmunológicos.

Colangitis esclerosante primaria

De causa desconocida, se ha relacionado con factores inmunológicos y puede aparecer asociada a enfermedad inflamatoria intestinal, sobre todo con la colitis ulcerosa. Es más frecuente en varones.

Litiasis biliar

Es un problema bastante frecuente, predominando en mujeres de edad media.

Colangitis

La obstrucción puede ser por cálculos biliares, que es lo más frecuente, por estrechamientos (estenosis) de las vías, o por tumores de las propias vías biliares y de la cabeza del páncreas.

Tumores de las vías biliares

El carcinoma de vesícula biliar, es el tumor más frecuente de las vías biliares. Afecta principalmente a mujeres en la sexta década de la vida que tienen antecedentes de cálculos en la vesícula biliar (en más del 90% de los casos), aunque se desconoce el mecanismo exacto de la formación del tumor.

El carcinoma de las vías biliares, es menos frecuente que el anterior, afecta igualmente a hombres y mujeres a partir de los 50 años, en los que existe litiasis biliar sólo en un 40% de los casos. Son factores de riesgo para este tumor la colangitis esclerosante primaria, algunas anomalías congénitas de las vías y la infección por ciertos parásitos.

Subir al menú

Diagnóstico:

Cirrosis biliar primaria

En los análisis de sangre aparece un aumento marcado de la fosfatasa alcalina, GGT, colesterol y bilirrubina. El diagnostico se confirma por la detección en sangre de un anticuerpo específico (AMA-M2) y mediante una biopsia hepática.

Colangitis esclerosante primaria

El diagnóstico se establece por la visualización de las vías biliares alteradas mediante una introducción de contraste en las mismas a través del orificio de salida de la bilis al intestino (la colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE)

Litiasis biliar

El diagnóstico se realiza ; mediante la clínica que presenta el paciente y se confirma normalmente con la ecografía, donde se visualizan los cálculos.

Colecistitis aguda

El diagnóstico se realiza por los datos clínicos tan característicos y la ecografía abdominal.

Colangitis

Se diagnostica por la ecografía y los síntomas.

Tumores de las vías biliares

Se diagnostica con ecografía y escáner y resultan tumores de muy mal pronóstico, porque habitualmente son inoperables cuando se diagnostican.

Subir al menú

Prevención:

Litiasis biliar

Para evitar la repetición de los cólicos conviene evitar el consumo de grasa en la dieta, ya que la presencia de dicho alimento en el intestino obliga a la contracción de la vesícula y la movilidad de las vías biliares para expulsar bilis que ayuden a su digestión. Durante estas contracciones pueden desencadenarse los cólicos.

Subir al menú

Tratamiento:

Cirrosis biliar primaria

Para el tratamiento de esta enfermedad se utiliza un fármaco (quelantes de las sales biliares), que es muy eficaz eliminando el rebelde picor del trastorno. Para mejorar el curso de la enfermedad se usan corticoides, inmunosupresores y en fases avanzadas la única posibilidad es el transplante.

Colangitis esclerosante primaria

Existen posibilidades de tratamiento (fármacos, como la colestiramina, para tratar el prurito; antibióticos si se complica con colangitis infecciosa; dilatación de las vías biliares extrahepáticas por endoscopia o mediante cirugía; fármacos inmunosupresores para intentar detener el proceso), aunque en fases avanzadas puede requerirse la realización de un transplante hepático.

Litiasis biliar

El cólico suele ceder en pocas horas retirando la grasa de la dieta y tomando ciertos medicamentos específicos (analgésicos y fármacos que relajan la vía biliar e intentar favorecer el avance del cálculo), pero en determinadas circunstancias se puede complicar con una infección de la vesícula (colecistitis) o de la vía biliar (colangitis), situaciones graves que precisan su tratamiento en el hospital.

Fotografía de médico investigandoDe todas formas no puede ni debe mantenerse una dieta restrictiva de por vida, por lo que conviene solucionar de forma definitiva el problema, eliminando los cálculos biliares. Para ello el especialista propondrá una de las tres posibilidades siguientes, según las características del caso:

  • Cirugía: se realiza la colecistectomía (extirpación de la vesícula llena de cálculos) si es posible por laparoscopia (sin abrir el abdomen), cuando ya ha habido cólicos biliares o episodios de colecistitis. Según autores también se aconseja en pacientes con cálculos que no han presentado síntomas, para evitar problemas futuros.
  • Litotricia biliar: consiste en la ruptura de los cálculos en trozos pequeños que pueden ser fácilmente eliminados de forma natural, mediante la acción de ondas de choque producidas en una bañera. Sólo resulta válido para determinados tamaños y características de cálculo.
  • Ácidos biliares: son medicamentos que disuelven los cálculos tras unos meses de uso. Se usan poco, ya que sólo resultan eficaces en ciertas situaciones muy específicas.

En la actualidad el tratamiento más empleado de todos los anteriores es la extirpación de la vesícula biliar, órgano sin el que se puede realizar una vida completamente normal, con una cierta peor tolerancia a los excesos alimentarios (conviene evitar las grandes comidas y los excesos de grasas). Aunque la intervención convencional, mediante la apertura del abdomen, es un procedimiento quirúrgico sencillo, en la actualidad se va sustituyendo por la extirpación de la vesícula mediante laparoscopia.Esta nueva técnica quirúrgica consiste en la realización de dos o tres pequeñas incisiones en el abdomen a través de las cuales se introduce un tubo flexible con luz en su extremo y con los utensilios necesarios para extraer la vesícula biliar. La agresión al paciente es mínima y facilita una recuperación rápida y sin complicaciones

Colecistitis aguda

El tratamiento requiere el ingreso en hospital para una vigilancia estrecha de la curación del ; proceso, para lo que se administran analgésicos y antibióticos para suprimir el dolor y la infección respectivamente. Posteriormente, superada la infección, es necesario la extirpación quirúrgica de la vesícula de forma programada para evitar la repetición del cuadro.

En un bajo porcentaje de casos surgen complicaciones agudas de la colecistitis, siendo las más frecuentes la formación de una acumulación de pus (absceso) y la perforación de la vesícula seguida de peritonitis. En ambos casos es necesario realizar la colecistectomía de forma urgente.

Colangitis

Debe instaurarse tratamiento con antibióticos para evitar que la colangitis se complique con la formación de un absceso. Después del tratamiento antibiótico se debe tratar la causa de la colangitis, porque una obstrucción crónica que dificulte el flujo biliar hacia el intestino puede producir daño al hígado (cirrosis biliar). Normalmente se realiza un estudio de las vías biliares con contraste (colangiografía mediante endoscopia que también permite la extracción de los cálculos).

Subir al menú

Qué es Discapnet

2009 - Technosite | Fundación ONCE