Diabetes 

Descripción

La palabra diabetes procede del griego y significa "orinar mucho", que es la principal característica de esta enfermedad. El término Mellitus quiere decir "miel", que es otra de las manifestaciones, ya que la orina tiene gran cantidad de azúcar.

Se trata de una enfermedad crónica caracterizada por la existencia de niveles elevados de glucosa (azúcar) en sangre por una alteración en la secreción y/o acción de la insulina. Se ve afectado también el metabolismo del resto de los hidratos de carbono, lípidos y proteínas.La importancia reside en su frecuencia y en las complicaciones crónicas que produce, siendo una de las principales causas de invalidez y mortalidad prematura en la mayoría de los países desarrollados.

Cuando la insulina no puede producirse en cantidades normales, la glucosa (azúcar) no puede ingresar normalmente a las células, acumulándose en la sangre, lo cual se denomina hiperglicemia (azúcar elevado en la sangre) y trae como consecuencia que ésta se elimine en grandes cantidades en la orina, arrastrando tras de si un volumen importante de agua corporal (Poliuria: orina en cantidades mayores), produciéndose un estado de deshidratación secundaria, lo cual, el organismo trata de compensarlo mediante el aumento de la sed, lo que obliga a la persona afectada a beber grandes cantidades de líquido (polidipsia).

En estas circunstancias, los mecanismos compensatorios del organismo despiertan la sensación de hambre y la persona comienza a ingerir mayores cantidades de alimento (POLIFAGIA), aumenta la glucosa dentro del organismo y al no poder ingresar a las células, se acumula, produciéndose así una mayor hiperglicemia con el consecuente circulo vicioso negativo

Clasificación:

Diabetes Melitus tipo 1

DM1: también llamada juvenil: La diabetes de tipo 1 es una afección caracterizada por la ausencia de insulina en el cuerpo. En caso de no recibir insulina puede desarrollar cetoacidosis diabética, complicación que si no se remedia oportunamente puede causar la muerte. Aparece generalmente en la niñez o adolescencia y requiere de por vida el uso de insulina. Antes se le llamaba diabetes juvenil o diabetes insulino-dependiente.

Diabetes Melitus tipo 2

DM2: Se caracteriza por la producción insuficiente de insulina. Es la más frecuente, más de 90 de cada 100 diabéticos tienen este tipo de diabetes y la mayoría empieza a partir de la cuarta década de la vida, sin embargo se está describiendo cada vez más en adolescentes obesos. Antes se le llamaba diabetes del adulto o no insulino-dependiente.

Diabetes Gestacional

Se da en el 2 al 5% de las embarazadas, pero desaparece cuando finaliza el embarazo. Tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes más tarde Después del embarazo, entre 5 y 10 por ciento de las mujeres que han tenido diabetes durante el embarazo desarrollan diabetes tipo 2, y tienen una probabilidad de 20 a 50% de desarrollar diabetes durante los 5 a 10 años después del embarazo.

Subir al menú

Causas

Para que se produzca la enfermedad se considera que tienen que darse una combinación de factores; tiene que haber una predisposición genética y sobre esta base se cree que un virus o algún tipo de trauma desencadena una respuesta inmunológica en el que el cuerpo destruye las células productoras de insulina.

Diabetes Melitus tipo 1 (DM1)

Se debe principalmente a un fenómeno masivo de destrucción de las células productoras de insulina. Estas células se encuentran en el páncreas. En la mayoría de casos su desaparición se debe principalmente a un fenómeno de autodestrucción mediado por el sistema inmunológico.

La autodestrucción de las células productoras de insulina en la gran mayoría de casos es un fenómeno autoinmune. Esto quiere decir que las defensas del organismo reconocen erróneamente algún tejido del cuerpo como si fuera una sustancia extraña y lo atacan hasta destruirlo. En otros casos la destrucción puede deberse a algún proceso inflamatorio del páncreas o raramente a un proceso neoplásico.

Diabetes Mellitus tipo 2 (DM2)

La diabetes tipo 2 se caracteriza por una marcada ineficiencia del cuerpo para utilizar la insulina. En su mayoría se deben a una combinación de factores genéticos asociados con factores de estilo de vida como obesidad y hábitos dietéticos inapropiados. Normalmente el organismo lo compensa produciendo una mayor cantidad de insulina, lo que puede estar ocurriendo durante muchos años antes de que exista alguna evidencia de intolerancia a la glucosa. Al cabo de varios años manteniendo una sobreproducción de insulina, el páncreas comienza a fallar y a la vez la resistencia a la insulina se hace más pronunciada. Es en este momento cuando la intolerancia a la glucosa comienza a manifestarse; en este momento no hay síntomas, pero desgraciadamente todas las evidencias apuntan a que las complicaciones de la diabetes comienzan a desarrollarse. Cuando la capacidad de producir insulina se ve afectada suficientemente para llegar a una elevación permanente del azúcar sanguíneo, la mayoría de las personas han sido diabéticas un promedio de 5 a 10 años.

Factores de riesgo

  • Edad: frecuentemente la diabetes mellitus tipo 2 aparece a partir de los 40 años y se incrementa con la edad.
  • Obesidad.
  • Poca actividad física.
  • Raza y situación geográfica.
  • Historia familiar de diabetes mellitus.
  • Antecedentes de diabetes durante el embarazo.

Subir al menú

Epidemiología

La diabetes mellitus está aumentando tan rápidamente que la Organización Mundial de la Salud (OMS) la ha identificado como una condición epidémica. Según la OMS, la diabetes mellitus en adultos aumentará en más del doble en 25 años y llegarán a 300 millones para el 2025.

Se estima que la enfermedad afecta al 6% de la población, aumentando significativamente en relación a la edad: entre el 10-15% en la población mayor de 65 años y el 20% si se considera sólo a los mayores de 80 años.

En España representa la 3ª causa de muerte en mujeres y la 7ª en hombres. La primera causa de muerte entre los pacientes con diabetes es el infarto de miocardio, que causa el 50-60% de las muertes de los pacientes con DM2; en el caso de DM1 la primera causa de muerte es la insuficiencia renal.

Morbilidad

La morbilidad hace referencia a la proporción de personas que enferman.

Enfermedad ocular

El 20-30% de las cegueras son achacables a la retinopatía diabética, siendo la primera causa de ceguera en países industrializados. Entre los afiliados de la ONCE (Organización Nacional de Ciegos Españoles) es la tercera patología causante de deficiencia visual.

Enfermedad renal

El 30-40% de los pacientes con más de 20 años de evolución presentan algún grado de afectación renal.

Neuropatía

Entre el 60-70% de los diabéticos tienen algún grado de neuropatía (afectación de los nervios). La impotencia sexual afecta al 40% de los hombres con diabetes. Los síntomas van desde ligeros hormigueos hasta severa sensación de ardor; en otros casos el único hallazgo es la pérdida de la sensación táctil. Los síntomas se desarrollan especialmente en los pies y progresivamente puede avanzar hacia arriba. Las manos pueden verse también afectadas.

Enfermedad cardiovascular

La mitad de las amputaciones no traumáticas de miembros inferiores son realizadas en pacientes diabéticos. El riesgo de padecer enfermedad coronaria, cerebral o periférica es 2-4 veces mayor en diabético.

Embarazo

El 5% de los embarazos en mujeres diabéticas terminan en muerte del feto, frente al 1´5 en la no diabética. La diabetes gestacional se da en el 2-5% de todos los embarazos.

Subir al menú

Síntomas

A la diabetes se la ha llamado la enfermedad de las tres polis por sus síntomas característicos:

  • Poliuria (exceso de orina)
  • Polidipsia (mucha sed)
  • Polifagia (gran apetito)

Habría que añadirle una cuarta p: pérdida de peso.

Otros síntomas:

  • Fatiga y debilidad
  • Irritabilidad
  • Náusea y vómito

Síntomas de sobredosis de insulina

Todo diabético que toma insulina tiene que saber reconocer las señales indicadoras de una sobredosis:

  • Cosquilleo en la boca, las manos y otras partes del cuerpo
  • Frío, sudor y palidez
  • Fatiga o desmayo
  • Dolor de cabeza
  • Hambre
  • Dolor abdominal
  • Latidos acelerados y temblores
  • Deterioro de la visión
  • Irritación o cambios en el comportamiento
  • Somnolencia
  • Despertarse repentinamente

Complicaciones

Hipoglucemia

Es una complicación del tratamiento de los diabéticos y se caracteriza por una disminución de la glucosa en la sangre por debajo de los niveles normales y se produce un cuadro caracterizado por:

  • Alteraciones del sistema nervioso central:
    • Confusión.
    • Conducta inapropiada.
    • Alteraciones visuales.
    • Estupor.
    • Convulsiones.
    • Coma
  • Manifestaciones generales:
    • Sudoración excesiva.
    • Nerviosismo.
    • Temblor generalizado.
    • Desvanecimientos.
    • Palpitaciones.
    • Sensación de hambre

La bajada de azúcar se puede producir por:

  • Comer demasiado poco o comer pocos azúcares lentos (pan, patatas, pastas, legumbres, maíz, cereales de desayuno, etc.)
  • Si se salta alguna comida.
  • Si se retrasa en la hora de la comida.
  • Si se inyecta más insulina de la adecuada.
  • Si realiza un ejercicio más intenso del habitual.

Si se notara síntomas de hipoglucemia, realícese si puede un Autoanálisis deazúcar para comprobar que está baja y posteriormente tómese un vaso de leche entera con 1-2 cucharaditas de azúcar o dos cucharadas de azúcar en agua o un vaso de zumo de naranja. Si tras tomar azúcares por segunda vez no se siente bien, avise a su médico o póngase en contacto con el servicio de urgencias más cercano.

Recuerde llevar siempre con usted azúcar o caramelos y un carné o medalla que lo identifique.

Cetoacidosis diabética

Cuando la diabetes no esta bien controlada se puede acompañar de un estado de acidez corporal, denominado CETOACIDOSIS DIABÉTICA que se caracteriza por una profundización de los síntomas (poliuria, polidipsia, etc.) y por la presencia de náuseas, vómitos, inapetencia, somnolencia, etc.

Requiere ingreso hospitalario.

Descompensación hiperglucémica

Es la complicación metabólica más frecuente en los pacientes con DM2, sobre todo en las personas mayores de 65 años.

El azúcar se eleva por encima de 600 mg/dly se empieza a escapar por la orina. El azúcar en la orina arrastra gran cantidad de agua, por lo que empieza a orinar en gran cantidad, necesita más agua por lo que beberá más y tendrá mucha sed. Si pierde mucho líquido se puede deshidratar, la sangre se puede espesar mucho y producirse una pérdida de conocimiento (coma hiperosmolar).

Puede ocurrir que si sigue con falta de insulina, como el organismo no puede utilizar el azúcar para obtener energía, empieza a quemar grasas produciéndose acetona que se acumulará en la sangre y en la orina (cetoacidosis).

Además de orinar mucho y beber mucho puede empezar a sentir:

  • Debilidad.
  • Fatiga
  • Dolor en el abdomen y vómitos.
  • Aliento con olor a fruta.
  • Respiración rápida.
  • Por último puede presentar somnolencia y pérdida de conocimiento.

Requiere ingreso hospitalario.

Coma diabético

La persona presenta una perdida total del estado de conciencia.

Complicaciones crónicas o tardías
  • Ceguera: retinopatía diabética.
  • Insuficiencia renal. Nefropatía diabética. El 35% de los pacientes con DM1 y el 10% de DM2 desarrollan Nefropatía diabética.
  • Neuropatía diabética: daño del sistema nervioso que se caracteriza por una disminución de las sensaciones o del dolor, sobre todo en píes y manos. Es la complicación más frecuente.
  • Hipertensión arterial.
  • Accidente cerebro vascular (hemiplejias).
  • Enfermedad cardiovascular tipo infarto cardiaco, arritmias, insuficiencia cardiaca.
  • Enfermedad vascular periférica (puede llegar a la amputación).

Subir al menú

Diagnóstico

Alrededor de la mitad de los diabéticos no saben que lo son y muchos de ellos son diagnosticados, cuando ya se han producido una serie de complicaciones, las cuales se hubieran podido evitar si se hubiera realizado un diagnostico temprano y un tratamiento adecuado.

Usualmente, el médico sospecha la presencia de diabetes por los síntomas o evaluando a las personas que tienen un mayor riesgo de padecerlas.

El análisis de sangre que se solicita es la GLUCEMIA EN AYUNAS (glucosa en sangre sin ingestión previa de alimentos) y el valor obtenido no debe ser mayor de 126 miligramos (mg %).

También se pueden utilizar la Glucemia Post-Prandial (glucosa en sangre 2 horas después de haber ingerido una cantidad de alimento o de glucosa) o la llamada Curva De Tolerancia A La Glucosa, donde se hacen mediciones de la glicemia en ayunas y cada 30 minutos, luego de la ingestión de una cantidad de alimento o glucosa), durando esta prueba entre 2 a 3 horas.

La Asociación Americana de la Diabetes ha publicado recientemente los criterios para el diagnóstico de la enfermedad, estableciendo:

  • Son diabéticos aquellos pacientes que en más de una ocasión se les encuentra el azúcar por encima de 126 mg/dl en ayunas. O si tienen el azúcar por encima de 200 mg/dl en más de una ocasión en cualquier momento del día.
  • Tienen intolerancia a la glucosa aquellas personas que durante un test de tolerancia a la glucosa tienen el azúcar entre 140 y 200 mg/dl.
  • Cifras defectuosas de glucosa en ayunas entre 110 y 125 mg/dl. Se conoce como Glucemia Basal Alterada
  • Tienen riesgo de volverse diabéticas aquellas personas con intolerancia a la glucosa, glucosa defectuosa en ayunas, historia familiar de diabetes, obesidad, mujeres con historia de haber dado a luz bebés con peso mayor de 4´5 kilos.

Subir al menú

Pronóstico

Se trata de una enfermedad crónica que aunque puede presentar un grave desenlace, los conocimientos médicos y terapéuticos actuales permiten al paciente realizar una vida normal y tener una expectativa media de vida como cualquier otra persona.

Tratamiento

El tratamiento puede ser de muy diversos tipos y en diferentes dosis por lo que debe ser indicado por el médico y controlado y seguido por éste.

Lo primordial en el tratamiento es una dieta y un programa de ejercicio apropiados.

Medicación

No insulínica:
  • Sulfonilureas: son unas pastillas que ayudan al páncreas a secretar más insulina.
  • Metformina: pastillas que actúan disminuyendo la producción de azúcar por el hígado. Se puede utilizar en combinación con las sulfonilureas. Mucha precaución en caso de padecer problemas de hígado o riñón.
  • Inhibidores de la enzima alfa glucosidasa: pastillas que disminuyen la absorción de azúcar en el intestino.
  • Tiazolidonas: pastillas que reducen la resistencia a la insulina en los tejidos del cuerpo, esencialmente en los músculos.
Insulina

La Insulina es una hormona naturalmente producida por el páncreas. Afortunadamente gracias a los avances tecnológicos hoy se puede disponer de insulina idéntica a la producida por el páncreas humano.

Tiene que inyectarse porque se destruye en el estómago.

Las zonas donde se inyecta son la parte anterior de los muslos, el abdomen y los brazos. Evite inyectarse cerca de los pliegues de la piel, área de la ingle, ombligo y línea media del abdomen.

Actualmente hay 5 formas de administrar la insulina:

  • Jeringas de insulina.
  • Plumas: Funcionan con cartuchos recargable de insulina.
  • Jeringas precargadas: similares a las plumas, pero ya vienen cargadas y son desechables cuando se acaba la insulina.
  • Inyectores: fuerzan la entrada de la insulina a través de la piel mediante aire a presión. La acción es más precoz y de menor duración.
  • Bombas de infusión continua de insulina subcutánea: administran insulina rápida mediante un ritmo continuo. Requiere gran motivación y entrenamiento.

Dieta

La dieta debe prescribirla su médico, pero de todas maneras hay una serie de medidas de carácter general que hay que seguir:

  • No deberán comer dulces, ni alimentos con azúcar, miel, mermeladas, etc. pues no manejan bien estos azúcares. Sí podrán comer arroz, fideos, patatas etc. como fuente de hidratos de carbono pero la cantidad diaria deberá ser determinada por el nutricionista en base a su peso, la actividad física que realice y otras consideraciones.
  • Deberán restringirse el consumo de grasas, sobre todo las de origen animal como manteca, aceites, la grasa de la carne de cerdo, de vaca, de aves, etc. que además son fuente de muchas calorías.
  • El alcohol es una fuente de calorías importante ya que cada gramo equivale a un gramo de grasa por lo que debe restringir su uso al mínimo.

Se recomienda reducir el consumo de sal, como prevención de la hipertensión arterial, enfermedad que potencia el daño de los vasos sanguíneos al asociarse a la diabetes.

Necesidades energéticas

Dependen de:

Edad: los niños tienen un consumo energético mayor que los adultos, calculando sus necesidades con la fórmula.

Necesidades energéticas: 1000 Kcal. + 100 Kcal./año.

Con respecto a los adultos, las necesidades energéticas disminuyen con la edad en la proporción:

Edad (años)Porcentaje de reducción de gasto energético total
20-390
40-495
50-5910
60-6920
Más de 7030
  • Embarazo y lactancia: aumentan los requerimientos energéticos.
  • Actividad.
Recomendaciones nutricionales

Son aplicables las recomendaciones nutricionales de la población general:

Consensos Europeos
Proteínas15%
Grasas saturadasMenos 10%
Grasas poli-insaturadas
Grasas mono-insaturadas
15-25%
Carbohidratos50-60%
Principios nutricionales básicos
  • Evitar la hiperglucemia: evitar los azúcares de absorción rápida, siendo mejor los alimentos que contienen azúcares complejos y cantidades sustanciales de fibra para retardar la absorción de los alimentos.
  • Evitar la hipoglucemia:
    • Puntualidad en el horario de las comidas.
    • Realizar tres comidas principales y tres refrigerios.
    • Si tiene lugar la hipoglucemia ingerir una cantidad adecuada de hidratos de carbono (le leche desnatada puede ser muy útil)
  • Circunstancias especiales: durante una actividad que no corresponda con la rutina diaria, hay que aprender a administrarse cantidades suplementarias de alimentos y en caso de ingestade una comida copiosa se debe compensar ajustando la dosis de la medicación y/o la actividad física.

Ejercicio

El ejercicio es altamente beneficioso, constituyendo una parte fundamental del tratamiento de la diabetes.

Son mejor los ejercicios de intensidad moderada, aeróbicos y realizados de manera continuada. Es mejor no realizar aquellos que conllevan riesgo, como submarinismo, alpinismo, etc. En las personas con neuropatía periférica deben limitarse los ejercicios que pueden traumatizar los pies como correr y en los que tengan retinopatía diabética los deportes de contacto como el boxeo, lucha, etc.

Se debe realizar al menos tres días a la semana o en días alternos.

Ventajas
  • Mejor control metabólico a largo plazo.
  • Disminuye las concentraciones basales y postpandriales (después de comer) de insulina.
  • Aumenta la sensibilidad a la insulina.
  • Reducción del peso.
  • Reduce los factores de riesgo cardiovascular. Mejora nuestra tensión arterial y favorece que baje el colesterol en sangre
  • Mejora el estreñimiento.
  • Aumenta la fuerza y la elasticidad.
  • Mejora la sensación de bienestar y la calidad de vida.
Riesgos
  • Bajadas de azúcar (hipoglucemias). Suele ocurrir cuando hacemos más ejercicio del habitual o iniciamos un ejercicio que antes no hacíamos.
  • Subidas de azúcar (Hiperglucemias) tras ejercicio muy fuerte.
  • Precipitación o agudización de enfermedad cardiovascular.
  • Empeoramiento de complicaciones crónicas: empeoramiento de la vista si tiene retinopatía diabética; empeoramiento de los pies, etc.
Precauciones
  • Se inicia con una intensidad y duración cortas para ir aumentando progresivamente.
  • Realizar un calentamiento de 10 a 15 minutos antes de comenzar una sesión de ejercicios y terminar con ejercicios de flexibilidad y relajación de 10 minutos.
  • Procure hacerlo acompañado. Lleve un carné que le identifique como diabético.
  • Si va a realizar más ejercicio del habitual tome más cantidad de azúcares lentos, como por ejemplo 6 galletas María o dos plátanos o dos vasos de leche o dos vasos de zumo por cada hora de ejercicio que realice.
  • Lleve siempre azúcares como 2 ó 4 azucarillos o caramelos.
  • Examinarse los pies al terminar el ejercicio.
  • Evitar el ejercicio en condiciones de frío o calor extremos.
  • Evitar el ejercicio si hay descontrol metabólico, pues puede deteriorarse más.
  • En el diabético compensado evitar las hipoglucemias:
    • Disminuir la dosis de insulina o hipoglucemiantes orales.
    • Aumentar la ingesta de hidratos de carbono antes (1-3 horas), durante (cada 30 minutos) y después, dependiendo de la intensidad y duración.
    • No poner la inyección de insulina en el lugar más afectado por el ejercicio.
    • No realizar el ejercicio a las horas que coincida con el máximo pico de insulina.
    • Medir la glucemia antes, durante y después del ejercicio.
  • Consulte siempre con su médico antes de realizar cualquier tipo de ejercicio.

Subir al menú

Medidas preventivas

La diabetes es hoy en día un problema sanitario y socioeconómico de primera magnitud que requiere que se establezcan programas de prevención y control.

Las principales organizaciones desaconsejan hacer técnica de barrido a toda la población y se sugiere realizar una selección de poblaciones con factores de riesgo.

Los individuos que se consideran de alto riesgo para la diabetes son:

  • Mayores de 45 años.
  • Cualquier edad si:
    • Antecedentes de diabetes gestacional, Tolerancia Alterada a la Glucosa o Glucemia Basal Alterada.
    • Mujeres con antecedentes de recién nacidos con desarrollo exagerado del cuerpo (más de 4´5 kilos).
    • Obesidad.
    • Hipertensión arterial.
    • Historia familiar de diabetes.
    • Colesterol elevado.
  • Síntomas de diabetes: poliuria, polifagia, polidipsia, pérdida de peso.
  • Cuando hay posibles complicaciones de la diabetes: retinopatía, proteínas en la orina, parálisis ocular, enfermedad cardiovascular.

Prevenir la aparición de la diabetes: comiendo sanamente (pocas grasas de origen animal), haciendo ejercicios físicos con regularidad, evitando engordar, etc.

Hacer controles de glucosa en sangre periódicamente, en especial si tiene más de 40 años, tiene síntomas que sugieren diabetes o tiene factores de riesgo.

Si ya es diabético, controle adecuadamente el nivel de glucosa en sangre, se ha demostrado que a mejor control menos riesgo de desarrollar las complicaciones.

Lo fundamental es el control de la glucosa en sangre, por lo que debe realizarse mediciones sistemáticas para comprobar que el azúcar se encuentra en los límites normales:

  • Antes de comer: 80 – 120 mg/dl
  • Antes de acostarse: 100 – 140 mg/dl

Consiga un medidor de glucosa en sangre para controlar usted mismo el azúcar. La medición del azúcar debe convertirse en una rutina diaria en su vida. No se desanime si noencuentra los niveles siempre en su punto, ya que puede llevar algún tiempo el que su cuerpo se reajuste a los cambios.

Revisiones anuales

  • Control de glucosa en la sangre.
  • Función del riñón.
  • Grasas en la sangre (lípidos, colesterol y niveles de triglicéridos).
  • Peso, calcular el índice de masa corporal que indica el peso ideal en relación a la estatura.
  • Piernas y pies, circulación.
  • Presión arterial.
  • Los ojos deben examinarse a través de la dilatación de las pupilas para detectar cambios en la retina.
  • Lugares de inyección en el cuerpo si se administra insulina.
  • Su bienestar general, cómo está llevando la diabetes.
  • El tratamiento.
  • Control diabético, resultados de su control en casa.

Autoanálisis

Es la automedición de los niveles de azúcar mediante la medición de la glucemia (azúcar en sangre) o a través de la medición de glucosurias (azúcar en la orina).

El Autoanálisis de glucemia forma parte importante del tratamiento, ya que motiva y hace posible acercarse a los valores normales de azúcar en sangre. Hace posible los auto ajustes del tratamiento en función de las circunstancias diarias, prevención y detección de hipoglucemias.

Subir al menú

Medicina alternativa

Se debe tener cuidado con los tratamientos alternativos ya que éstos no van a curar el proceso, pero sí pueden interferir con los tratamientos científicamente aceptados y cuidadosa e individualmente recomendados por el médico.

Los tratamientos alternativos son aquellos no aceptados en principio por la medicina tradicional, por no estar apoyados en estudios científicos ni seguir protocolos de investigación controlados y aprobados por la comunidad científica. Hay muchas dudas sobre el uso apropiado de las terapias alternativas para tratar la diabetes y no son recomendables. Es importantísimo que si tienes diabetes comentes con tu médico los productos que tomas y las dudas que tengas sobre los nuevos productos en el mercado.

La medicina alternativa puede ser un complemento, pero nunca puede sustituir a la que te recete tu médico. La diabetes es una enfermedad controlable , que nadie puede curar; tu médico y el equipo de salud son los únicos cualificados para tratarte la diabetes.

Acupuntura

Se insertan agujas en puntos específicos de la piel para calmar el dolor crónico. La acupuntura es una de las técnicas más antiguas y más características de la medicina china. Desde épocas antiguas, esta técnica tenía valor en el tratamiento de enfermedades agudas y crónicas. Incluso fue practicada en la edad de piedra con agujas de piedra. La acupuntura puede ser útil para el tratamiento de la mayoría de los trastornos crónicos: tratamiento del asma bronquial, de la diabetes, de la parálisis residual de la poliomielitis, de la sordera, de los dolores artríticos, del dolor de espalda, desórdenes en el habla, en la hipertensión, dolores de cabeza, insomnio, dolores musculares, contracturas, etc.

Biofeedback

Esta es una técnica en la que una persona se hace más consciente de la respuesta que su cuerpo tiene sobre el dolor. El Biofeedback enfatiza las técnicas de relajación como la de imágenes en la que una persona piensa imágenes mentales positivas o relajantes como las olas del océano. Una persona puede incluir estas imágenes en su control de su diabetes.

Magnesio

Aunque se ha estudiado la relación de la diabetes y el magnesio durante décadas, aún no se comprende totalmente. Muchos estudios sugieren que una deficiencia en magnesio puede empeorar el control de glucosa en la diabetes tipo 2. Los científicos piensan que una deficiencia en el magnesio interrumpe la secreción de insulina en el páncreas y aumenta la resistencia a la insulina por los tejidos. También existe evidencia de que una deficiencia en magnesio puede contribuir a ciertas complicaciones de la diabetes. Sin embargo, aún no existe una recomendación del magnesio para su uso en la diabetes.

Subir al menú

Qué es Discapnet

2009 - Technosite | Fundación ONCE